¿Qué ha cambiado en el modelo 2020 de la Trek Rail?

Para empezar, el nombre, la saga Powerfly se queda exclusivamente para los modelos rígidos y dobles de menor recorrido. El resto, las endureras de altas prestaciones, acortan su nombre, pero no su recorrido que mantiene los 160 mm delante y 150 mm detrás, eso sí, ahora con la tan de moda rueda de 29” con cubierta 2,6”.

En apenas 3 años cómo han cambiado las nuevas Trek eléctricas de doble suspensión llegando a duplicar su precio.

Como guinda a tan suculento pastel de carbono, el nuevo motor Bosch Generación 4 y su larga batería de 625 wh (+ 25% que la anterior) magistralmente integrada, animan los pedales de la nueva Trek Rail 9.7 FULL CARBON 2020 El nuevo motor Bosch, claramente más pequeño, contribuye y ayuda a actualizar la geometría. Las nuevas Trek Rail acortan las vainas en nada menos que 2,7 cm (44.8 Rail frente a 47.5 Powerfly LT) y dejan un buen espacio para el paso de la rueda trasera que, a pesar de ser de 29” ¡entra holgada!

Por supuesto, en esta actualización de geometría Trek se suma a los tan de moda ángulos mega lanzados de dirección para sus bicis all mountain y la nueva Trek Rail 9.7 pasa de los modestos 66.5º de las Powerfly LT 2019 a unos atrevidos, pero todavía polivalentes, 64.9º (en la posición más relajada del Mino Link). Eso sí, con tanto “avance” en el ángulo de dirección, pierde la “patente de la casa” y sus 51 mm en Off Set que Gary Fisher instauró hace ya unos cuantos años, ahora pasan a unos convencionales y necesarios 44 mm.

Por otro lado, el Top Tube efectivo o longitud del tubo superior crece algo más de 1 cm y su longitud de la parte delantera o Reach (que suena más científico) crece casi 3 cm y ¡esto sí que mola!

¡Vaya baile de medidas!

Perdonad, os hago el resumen corto de la geometría: la nueva Trek Rail 9.7 es mucho más corta de atrás, bastante más larga de delante y su rueda delantera, a pesar de ser de 29” e ir más lanzada con respecto a la horquilla, no pierde agilidad en los tramos más revirados o de baja velocidad. Como resultando: es una bici más segura y “acogedora” delante y juguetona y ágil de atrás a la vez. Todo ello, insisto, con ruedas de 29” ¡No está nada mal!

Algunos fabricantes con planteamientos similares a Trek en recorrido recurren a montar rueda trasera de 27.5” Plus. Opción más conservadora para no comprometer el comportamiento de sus diseños, algo que los jefes de producto de Trek no han contemplado y se lo han jugado todo al 29”.

Vamos, que Trek ha hecho una buena y correcta actualización de su geometría y ha conseguido darle un puntito más de diversión y sin perder seguridad con respecto a las “antiguas” Powerfly LT de motor grande y pesado...

Lee toda la prueba en https://www.mtbpro.es/blogs/ebikemania/probando-la-trek-rail-97-de-2020