La Trek Fuel EXe seguramente sea el paradigma de las ebike SL o “ligeras de medio empuje” y altas sensaciones de conducción. En resumen, lo más parecido a una buena bici normal, pero con un pequeño empuje extra del novedoso motor TQ HPR 50.

Antes de comenzar quiero mostrar mi agradecimiento a Juanma Montero por prestarse como modelo para las fotos del test, ya que cumple sobradamente con el perfil ebike SL.

Trek es un fabricante que algunos podrían tachar de “lento” ante algunas de sus nuevas creaciones en ebike; yo prefiero definirlo como cauteloso y asertivo. La nueva Trek Fuel EXe 2023 ha llegado en el momento en que ha existido un motor, el nuevo TQ HPR50, que se integra como anillo al dedo a lo que realmente podríamos considerar una verdadera “e-bike light”, una all mountain de corte polivalente. Si a este “diminuto motor”, que pasa prácticamente inadvertido por su integración y casi total ausencia de ruido, le añades un comportamiento ejemplar de lo que es la bici como tal, más allá de ser una ebike, el acierto es total.

¿Rompiendo moldes o creando el envase perfecto?

Está claro que, todos los amantes del ciclismo, queremos e-bikes lo más “bici” posible, tanto de aspecto como, y sobre todo, por sensaciones. A día de hoy, esto es una quimera para las denominadas Full Power, para que nos entendamos, las de 85, 90 o más Newton. Pero en las SL o ebikes ligth, de menor peso y empuje, ésto se convierte en el principal objetivo de todos los fabricantes. No deja de ser curioso que, vista de perfil, una Trek Fuel EX con “e” de eléctrica es casi calcada a su nueva versión Fuel EX sin asistencia.

Sin duda, Trek ha hecho un gran trabajo integrando a la perfección al recién llegado mini motor alemán, TQ HPR 50, de 50 Nm y 1.850 gramos de peso y ha “escondido” a la perfección la batería TQ de 360 Wh que, a pesar de no parecerlo, es desmontable y recargable en el exterior.

Trek, como fabricante “equilibrado” ha escogido el recorrido perfecto o que mejor define una ebike polivalente u All Mountain en estos momentos: 150 mm en la horquilla y 140 mm en la suspensión trasera Con ellos, la nueva Trek FUEL EXe 2023 nos sirve tanto para un roto, bajando con ella con suficiente capacidad de absorción y sobre todo con un alto nivel de seguridad, como para un descosido, serpenteando y pedaleando como si de una ebike mucho más ligera y, curiosamente, como si sólo tuviera 120/130 mm de recorrido.

En esta ocasión, dada la novedad del conjunto bici/motor, asociada a la consabida polivalencia que atesoran las sigas FUEL EX, junto con el nuevo y diminuto motor TQ HPR 50, me voy a centrar en analizar el comportamiento dinámico del conjunto FUEL EXe, y no solo de la versión tope de gama 9.9 AXS 2023 que he tenido el placer de disfrutar durante un buen periodo de tiempo. De algún modo, quiero hacer extensiva esta prueba a toda la gama FUEL EXe 2023 cuyos pesos reales oscilan entre los 18,6 kg y los 19 y pico según montajes.

Y, ya que estamos saltandonos el protocolo, también me voy a permitir la licencia de empezar por el final, obviando esos “pequeños detalles” de equipamiento que visten a una e-bike SL de nada menos que 14.500 euros PVP y que, como os podéis imaginar, mal no le sientan a ninguna bici pero que tampoco son imprescindibles para el común de los mortales. El cualquier caso, el cuadro FUEL EXe Full Carbón y motor/batería TQ son idénticos desde la básica y algo justa de equipamiento Trek Fuel EXe 9.5, hasta esta maravilla tecnológica 9.9 AXS que, por indicar, te dice si llevas la presión correcta en las ruedas o suspensiones a través de la APP Trek Central. Sin duda, los dos modelos más equilibrados y comercialmente más recomendables son la Trek Fuel EXe 9.7 y la 9.8.

¡Bienvenido a la hiper-reactividad!

Cuando te subes a una bici, máxime de este porte, y empiezas a disfrutar desde la primera pedalada, suele ser sinónimo de que todo encaja, no te peleas con tal o cual medida ni te planteas como iria si su top tube (distancia del tubo superior) o el tan de moda “reach para los más expertos” es adecuado o sería mejor unos milímetros más. Con la nueva Trek Fuel EXe 2023 te sientes como en casa.

¡Al gramo! Trek no ha buscado, y lo aclaro desde el principio, batir ningún récord de peso en báscula, la nueva Trek Fuel EXe oscila entre los 18,6 y los 19 kg y pico en talla M según versiones siempre con cubiertas 29” x 2.5” (carcasa de enduro). Una Trek Fuel EXe montada con cubiertas 2.3” de corte “light” podría bajar a los 17 kg y pico. Esto seguro que os suena mejor pero, sigamos con la prueba y dejemos en “stand bike” la obsesión por el peso tan característica de nuestro mundo, bueno, menos a mí.

Siempre he valorado y antepuesto la rigidez estructural y calidad de recorrido de la suspensión trasera (cinemática) a la cantidad de recorrido como tal y, sobre todo, a la calidad del amortiguador que, no deja de ser un componente más de nuestro “conjunto bici” fácilmente reemplazable.

El cuadro, verdadera alma integradora del motor, es particularmente rígido en la nueva Trek Fuel EXe y su parte trasera (basculante) es sobresalientemente rígida. Esto, combinado con unos recorridos de suspensión “All Mountain de libro” 150 mm delante y 140 mm detrás se traduce en un prodigio de sensaciones, inusuales en cualquier ebike SL, por más ligera “de báscula” que esta sea, hasta la fecha. Trek, con la nueva Fuel EXe arrasa en precisión, en particular de parte trasera, siendo tan exacta en sus trazadas que, ni en las zonas más pedregosas o llenas de raíces he logrado “descolocar” las ligeras y súper rígidas llantas de carbono Bontrager Line Pro 30.

Al leer esto, algunos estaréis pensando: "si yo no soy tan exigente y esas cosas no las noto", pero creerme que están ahí y se sienten desde la primera pedalada, formando parte de ese cúmulo de pequeñas cosas que generan esa agradable sensación de estar en una bici mucho más ligera y manejable. Otra particularidad positiva de la nueva Trek FUEL EXe, al hilo de esta “magia” que la rodea, es la percepción de estar sobre una bici de menor recorrido de suspensión del real pero sin por ello restar un ápice de seguridad y precisión; incluso en las bajadas más salvajes y veloces. Esto sí que ha sido nuevo para mi y es muy de agradecer, dado que, como bien sabéis, no soy “de perfil SL”.

Ante la adversidad del terreno más roto y descarnado, la nueva Trek Fuel EXe aguanta el tipo con dignidad, es aquí donde te acuerdas de las cubiertas y no les quitas ni un gramo de peso a las polivalentes y bien elegidas Bontrager SE5 2,5”.

Para terminar este apartado de “sensaciones” al manillar, por cierto integrado con la potencia Bontrager RSL de carbono OCLV 45 mm de potencia y 0º inclinación, que tan bien dirige esta máquina de precisión, os contaré que, para esta prueba he contado con la ayuda inestimable de mi gran amigo Juanma Montero, verdadero perfil SL. Con él he compartido recorridos de lo más técnicos y divertidos. Yendo detrás de Juanma, mi posición habitual cuando bajas con el maestro Montero, he podido constatar de primera mano, la precisión y exactitud de la rueda trasera. La parte trasera de la Fuel EXe hace exactamente lo que Juanma le dice que haga. Salta, cambia de dirección en el aire y aterriza sólida, sin movimientos parásitos ni flexiones molestas del basculante. La seguridad y precisión que transmite la nueva Trek Fuel EXe es inigualable a día de hoy, sonrojando a cualquier otra e-bike SL que se precie.

¿Motor o "motorcito"?

Ahora sí, toca hablar y mucho del nuevo motor TQ HPR50. Este pequeñín, recién llegado al ruedo de las, hasta ahora, pocas ebike ligeras, sorprende por su tamaño, por su simplicidad mecánica (Harmonic Drive) y su bajo nivel de decibelios. ¡Hasta aquí vamos genial!

¿Equilibrado o adecuado? La disparidad de tipologías a día de hoy (abril/mayo de 2023) en cuanto a los todavía escasos motores disponibles o adaptaciones de motores Full Power existentes para las e-bike SL, llama cuando menos la atención. Unos que apenas empujan… Si “cero” Newton/metro sería el pedaleo natural por excelencia, está claro que 30 ó 35 Nm brindan tan poca asistencia que casi se podrían considerar una micro ayuda más que un empuje sólido con el que poder contar. Por otro lado, si nos pasamos de empuje o contamos con el mismo tamaño de motor de un full power, corremos el riesgo de que nos “ayuden” demasiado e igual su peso ya no es tan SL y nos obliga a aligerar por otro lado como la batería o sistemas de suspensión menos elaborados.

TQ, en su nuevo y disruptor motor HPR50, busca el equilibrio perfecto entre tamaño, peso y fuerza. Pero claro, cuando de agradar a muchos se trata no siempre es posible. ¿Vamos a ver si lo consigue?

Con 50 Nn anunciados y una potencia medida en banco de potencia por Test My Bike que roza los 300 vatios mecánicos, reales, el HPR50 se sitúa en un teórico buen término medio y se queda a 10 Nm de su rival más directo hasta la fecha, el Fazua RIDE60 que no es tan silencioso y empático pero sí más potente y enérgico.

Con los datos reales de laboratorio en la mano, aprovecho para comentaros que formo parte de la empresa Test My Bike, el primer laboratorio tecnológico especializado en analizar motores de e-bike en España. Os diré que el motor cumple con lo anunciado en cuanto a potencia en vatios y, goza de un comportamiento muy natural y proporcionado, eso sí, siempre que llevemos un nivel de asistencia bajo o medio. Está claro que, tanto Trek como TQ siempre han pensado en usuarios que estén en forma y no pretendan llevar al nuevo motor TQ HPR 50 siempre al límite. En tales circunstancias, podemos comprometer el consumo de la batería de 360 Wh (opcional extender de 160 Wh) y, en ocasiones, sentir mermas en la asistencia por protección del motor en cuanto a temperatura.

El laboratorio de Test My Bike es la mejor herramienta para conocer los pormenores de cualquier conjunto motor/batería de ebike.

El laboratorio de Test My Bike es la mejor herramienta para conocer los pormenores de cualquier conjunto motor/batería de ebike.

¿Viejo conocido o motor disruptor?

TQ ha adaptado una “vieja tecnología” de los años 50. Momento histórico en el que, ante la escasez de materia prima (acero), los ingenieros del momento se las idearon para eliminar pesados y costosos engranajes y simplificar al máximo una máquina eléctrica para que fuera duradera, económica y, mira tú por donde, ligera. De un modo muy resumido, esto consistió en quitarle todo el material posible creando un movimiento concéntrico de anillos auto rotantes. Esta tecnología se caracteriza por su precisión pero, en origen, era menos eficiente que los convencionales motores compuestos de ejes planetarios, para que nos entendamos, la arquitectura que utilizan gran parte de la industria ciclista a día de hoy.

Sin duda el nuevo motor TQ HPR50 presume de reducidas dimensiones pero igual tiene dos caras: la “amable”, por su silencio y progresión en asistencia; y la, llamémosla, “tragona” si pretendemos abusar de su potencia y lo llevamos siempre a tope. Sin duda, si eres un biker que cuenta con una buena forma física, no vas a necesitar ir en modo turbo, salvo algún repecho puntual y, para ti, la cara amable prevalece sin lugar a dudas, aportando lo que mejor sabe hacer, no sonar y asistir en tiempo y forma como ninguno, siempre que no le exijamos salirse de su zona de confort.

¿Recordáis, unos párrafos atrás que os hablaba de la magia que envuelve al apellido Fuel EX, ejemplo de polivalencia y evolución desde hace casi dos décadas para Trek? Pues, con algunos años más a sus espaldas, sin duda que la tecnología Harmonic Drive tan bien actualizada por los ingenieros de TQ puede ser el complemento perfecto para los más “ciclistas” de piernas y de corazón. Ahora que todo empieza con “e”, resulta curioso que la nueva fuel EXe termine así, ¿será casualidad?

Si en el apartado dinámico la nueva Fuel EXe destaca por su “esmerada” capacidad de reacción ante cualquier cambio de dirección, el nuevo motor TQ HPR50 no iba a ser menos y acompaña al ciclista, empujando con suavidad, soltura y una alta dosis de precisión. Incluso su potencia en el modo turbo ha podido conmigo, que no es poco… Pero, eso sí, no nos confundamos de e-bike. La Fuel EXe 2023 asociada al nuevo motor TQ es una e-bike SL que no destaca por su potencia bruta, ni lo pretende. Más bien podríamos definir a la nueva Trek Fuel EXe como un conjunto armónico que respeta las reglas del juego, de ejemplar sonoridad, en la que el ciclista ha de hacer gala de serlo. Lo dicho, es una máquina de precisión diseñada para acompañar tu esfuerzo pero no suplirlo.

Si del peso en báscula haces tu bandera y pretendes llevar el motor a tope de asistencia, no mires esta bici. Pero, si por el contrario eres despojado en tus prejuicios y simplemente te centras y conectas con tus verdaderas sensaciones dinámicas, valoras realmente la precisión y dinamismo de comportamiento, comprobarás que, la nueva Trek Fuel EXe es tan ligera, tan real, que difícilmente podrás encontrar una experiencia all mountain igual a día de hoy en ninguna otra ebike con marchamo SL por muy ligera que esta sea… de bascula. ¡Nos vemos en Bicimania!

Related products

Comments (0)

No comments at this moment
Producto añadido a tu lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para dar su consentimiento sobre su uso pulse el botón Acepto. Más información

Contacto